2.4 Frenos electromagnéticos de polea

Frenos electromagnéticos de polea

Los frenos electromagnéticos de polea funcionan a falta de energía (frenado por resorte), actuando sobre una polea. Para la apertura del aparato se utiliza un electroimán de corriente continua.

Existen también frenos mixtos, combinación de los mencionados y de frenos hidráulicos a emisión (modelos EH).

Los tres elementos que constituyen el conjunto de frenado son:

  • El freno propiamente dicho (parte mecánica) construido en acero laminado. Permite regular el par de frenado.
  • El electroimán con carcasa y armadura de acero laminado articuladas a la base. En el interior de la carcasa se aloja la bobina, encapsulada con resina epoxy.
  • La polea, que puede estar incorporada a un acoplamiento, está construida en fundición de grafito esferoidal. Puede suministrarse con agujeros mecanizados y equilibrada dinámicamente.

Los frenos están equipados con ejes de acero inoxidable y casquillos auto-lubricantes en las articulaciones. Las zapatas, de aluminio, incorporan guarniciones sin amianto.

La gama de fabricación comprende frenos que responden a las siguientes normas:

  • AISE N.º 11 = Frenos LAM y derivados (LAM-EH)
  • DIN-15.435 = Frenos LDM y derivados. (LDM-EH)

Los frenos electromagnéticos de polea ANTEC pueden equiparse con las siguientes opciones:

  • Recuperación automática de desgaste de guarniciones (RA)
  • Contacto de señalización de apertura del freno (CSA)
  • Detector de desgaste de guarniciones (DD)
  • Palanca de desbloqueo manual (DM)
  • Pintura especial (PE)